Archivos por Mes julio, 2017

Jul

27

4 tips para terminar a tiempo tus proyectos

 

Para los ingenieros y arquitectos, el lograr terminar un proyecto sin interminables desveladas y sacrificios, parece ser algo imposible. Es importante reconocer al tiempo como un recurso no renovable, del cual debemos obtener el máximo beneficio. La gente más creativa se organiza para dar tiempo de calidad a cada una de sus actividades, las cuales incluyen un verdadero descanso. Aquí te presentamos 4 tips para aprovechar mucho mejor tu día y terminar a tiempo tus proyectos.

Organízate

Cada mañana haz una lista con las tareas que debes hacer durante el día, ordenarla de acuerdo a su nivel de importancia te ayudara a organizarte mejor.
Prueba la técnica “Pomodoro”Este método consiste en lograr el mayor número de tareas en la menor cantidad de tiempo. Durante 25 minutos deberás trabajar totalmente concentrado y sin distracciones, a esto se le llama pomodoro (tomate en español) al finalizar un pomodoro tendrás 5 minutos de descanso. También puedes juntar dos pomodoros (50 minutos de trabajo) y descansar 10 minutos como recompensa.

Ejercítate

Invierte tiempo en actividades que te renueven para que seas más eficiente. Si es posible practica algún deporte. Salir a caminar o andar en bicicleta son algunas actividades que puedes hacer sin ningún costo.

“Desconéctate

Parece imposible, pero es necesario que un par de horas antes de dormir apagues tu celular o tablet, está comprobado que la luz de la pantalla puede provocar falta de sueño y problemas de visión. Es importante cuidar nuestro recurso más valioso dentro de esta profesión.

Tomado de
Enlace Arquitectura

Lee mas

Jul

20

Herramientas para mantener el control económico de obras

 

Herramientas para mantener el control económico de obras
Mantener el control económico de obras, evitar sobrecostos e imprevistos en la construcción de una vivienda, una rehabilitación, una reforma, puede parecer un imposible, algo que se asume que va a pasar sin poder evitarlo, pero en realidad hay formas de evitar los sobrecostos, o al menos tenerlos controlados durante el transcurso de los trabajos para que no sobrepasen el presupuesto disponible y digo el presupuesto disponible, no el presupuesto inicial, que no es lo mismo.
Vamos a verlo por partes.
Todo el mundo, cuando inicia una obra quiere tener un precio cerrado, sin sustos ni sobresaltos que alteren el precio a pagar por los trabajos, pero por desgracias esto se suele quedar en un deseo, porque en muchas ocasiones nada se hace para evitarlo.
No es que se pueda evitar siempre los excesos de presupuesto, seamos realistas, es realmente improbable que no se desvíe ni un peso, pero sí que podemos minimizarlo y conocer las desviaciones en cada momento de la obra.

¿Por qué se desvían los presupuestos?

Hay muchas razones que pueden hacer que se desvíe el presupuesto de una obra, pero hay ciertos factores sobre los que se puede incidir para limitar esas desviaciones. Estos factores son atribuibles a los diferentes agentes que intervienen en la ejecución de las obras.
Por un lado y como agente principal tenemos al promotor, el cliente, el que paga.
Puede parecer que no debería tener gran influencia en las desviaciones de presupuesto, pero nada más lejos de la realidad, pues en su mano está la definición de lo que quiere antes de meterse en obras.
A la hora de acometer un proyecto técnico es muy importante la máxima definición por parte del cliente. Cuanto más defina las necesidades, la distribución, los materiales, los acabados… todo aquello que en caso de escogerlo durante las obras seguramente acabará siendo más caro de lo que lo sería en caso de definirlo en el proyecto.
¿Por qué?
Pues sencillamente porque cualquier cosa que se defina en el proyecto formará parte de una propuesta común, de un presupuesto global. Sin embargo, en cuanto se pide un cambio durante la obra, ese cambio tendrá un precio individual, valorado de manera independiente del resto.
Por otro lado están los técnicos.
Evidentemente el redactor del proyecto puede ser causante de sobrecostos en la obra, pues de una definición incompleta de las partidas de obra surgirán inevitablemente trabajos no previstos que incrementarán el precio final de la construcción.

Falta de mediciones, trabajos que no se contemplan, exigencias normativas que no se valoran y que luego será necesario ejecutar… son muchos los errores que se pueden cometer durante la redacción de un proyecto y que pueden afectar al incremento de presupuesto de una obra.
Y por último está el contratista, el que cobra. Evidentemente intentará aprovechar cualquier resquicio para incrementar su beneficio, pero hay maneras y maneras de hacerlo.
Está la manera “fea”, que es tirar el precio de contratación por los suelos y luego buscar fallos hasta donde no los hay para incrementar el presupuesto hasta alcanzar el margen que pretende.
Eso no está bien, es una mala práctica, pues acaba con todo el mundo en la obra complicándose y generando problemas.
Luego está el otro caso, el que ha estudiado el proyecto y sus costos, pero que si surge alguna partida nueva aprovecha para sacarle un poco más que si estuviera contemplada en el presupuesto, al fin y al cabo ya está contratado y no hay más remedio que hacerlo con él.
¿Ves por qué no es conveniente que el cliente se ponga a pedir cosas nuevas durante la ejecución en lugar de en fase de proyecto?

¿Cómo evitar los costos imprevistos en obras?

Como decía al principio, es realmente complicado evitar ciertas desviaciones en una obra, pero lo que sí podemos hacer es actuar sobre los principales causantes de esas desviaciones para intentar minimizarlas al máximo.

¿De qué manera se puede mantener el control económico de obras por parte de los agentes que intervienen?

En el caso del promotor, el cliente, es evidente que como premisa fundamental para evitar sobrecostos debe tener muy claro lo que quiere antes de empezar la obra, de manera que se refleje al detalle en el presupuesto, en caso de que no sea necesario un proyecto, o bien en el proyecto que redacte el técnico, que deberá conocer esas necesidades, gustos y exigencias para poder plasmarlos en el proyecto.
Si la obra va bien y tiene capacidad para gastar más, hay que saber en qué punto se encuentra la obra para poder tomar la decisión de ejecutar cambios y por lo tanto de incrementar el importe final de la obra.
El papel del técnico para limitar los imprevistos que encarecen las obras es evidente. Por un lado definir perfectamente los proyectos y por otro lado tener un buen control económico durante la ejecución de los trabajos.
Para poder definir correctamente el proyecto, no solo deberá tener en cuenta las necesidades del cliente, sino que, entre otras cosas, deberá tener en cuenta el entorno donde se va a ejecutar la obra, la disponibilidad de los materiales previstos en la zona, el nivel de detalle de los trabajos, etc.

Un buen contratista habrá hecho un estudio exhaustivo de la obra antes de pasar su valoración de manera que, por un lado conocerá sus costos, tanto de los trabajos definidos en proyecto como de los trabajos “auxiliares” y medios que serán necesarios para el desarrollo de la obra.
Además, seguro que durante el estudio del proyecto detectará carencias (siempre falta algo) que podrán ser advertidas y valoradas en esta fase previa.
Es por ello que es una mala idea escoger una contrato por precio, pues seguramente el más barato no habrá tenido en cuenta estos costos y acabará pidiendo presupuestos adicionales para cubrir las deficiencias de su estudio económico de los trabajos.

Herramientas para llevar un buen control económico de obras.

Evitar al 100% los imprevistos y sobrecostos en la obra es bastante complicado, pero lo que sí que podemos hacer es tenerlos controlados, de manera que sepamos en todo momento cuánto nos está costando la obra, cuál será el precio final teniendo en cuenta los imprevistos que van surgiendo o en qué porcentaje de precio puede afectar un imprevisto o una modificación.
Ya que parece muy complicado que no surjan costos imprevistos, al menos vamos a tenerlos controlados para saber en todo momento cuánto va a costar la obra a la finalización y tener margen de corrección si fuera necesario
Para ello tenemos que utilizar herramientas de seguimiento y control que nos permitirán precisamente eso, tener el control económico de las obras que estemos ejecutando para evitar desvíos inasumibles.

Este control se lleva a cabo en diferentes momentos de la obra.

Lo primero que es necesario para el control económico de obras es tener unas mediciones muy bien definidas y desglosadas en, al menos, capítulos y partidas valoradas con precios unitarios, es decir, el costo por cada unidad de la partida (lo que cuesta cada metro cuadrado de muro, lo que cuesta cada kilo de hierro, etc.
En proyectos más complejos, si son de obra pública será lo habitual, se utilizan también precios descompuestos, que son los costos de la cantidad de materiales, mano de obra y medios auxiliares que son necesarios para ejecutar una partida. La suma de estos costos son los que componen el precio de la partida.
Con esta estructura de mediciones y precios ya podemos contabilizar mes a mes las partidas que han sido efectivamente ejecutadas, sumar su medición, aplicarles el precio por unidad de medición de cada partida, etc.

Conclusión

Es muy improbable terminar una obra sin que aparezcan imprevistos, pero es tan importante evitarlos en la medida de lo posible como lo es tenerlos controlados para que no aparezcan sorpresas desagradables al final de la obra y lograr que todos los agentes acaben contentos y con los costos controlados.
El control económico de obras es una labor que interesa a todos los agentes, por lo que requiere una dedicación y, sobretodo, un seguimiento continúo que nos ayude a tomar decisiones que sean acordes a las posibilidades económicas reales de que disponemos.

Tomado de
control económico de obras

Lee mas

Jul

13

¿Qué es Business Intelligence?

 

¿Qué es Business Intelligence?

Business Intelligence es la habilidad para transformar los datos en información, y la información en conocimiento, de forma que se pueda optimizar el proceso de toma de decisiones en los negocios.

Datos, información y conocimiento

Desde un punto de vista más pragmático, y asociándolo directamente con las tecnologías de la información, podemos definir Business Intelligence como el conjunto de metodologías, aplicaciones y tecnologías que permiten reunir, depurar y transformar datos de los sistemas transaccionales e información desestructurada (interna y externa a la compañía) en información estructurada, para su explotación directa (reporting, análisis OLTP / OLAP, alertas…) o para su análisis y conversión en conocimiento, dando así soporte a la toma de decisiones sobre el negocio.

La inteligencia de negocio actúa como un factor estratégico para una empresa u organización, generando una potencial ventaja competitiva, que no es otra que proporcionar información privilegiada para responder a los problemas de negocio: entrada a nuevos mercados, promociones u ofertas de productos, eliminación de islas de información, control financiero, optimización de costes, planificación de la producción, análisis de perfiles de clientes, rentabilidad de un producto concreto, etc…

Los sistemas y componentes del BI se diferencian de los sistemas operacionales en que están optimizados para preguntar y divulgar sobre datos. Esto significa típicamente que, en un datawarehouse, los datos están desnormalizados para apoyar consultas de alto rendimiento, mientras que en los sistemas operacionales suelen encontrarse normalizados para apoyar operaciones continuas de inserción, modificación y borrado de datos. En este sentido, los procesos ETL (extracción, transformación y carga), que nutren los sistemas BI, tienen que traducir de uno o varios sistemas operacionales normalizados e independientes a un único sistema desnormalizado, cuyos datos estén completamente integrados.

En definitiva, una solución BI completa permite:

  • Observar ¿qué está ocurriendo?
  • Comprender ¿por qué ocurre?
  • Predecir ¿qué ocurriría?
  • Colaborar ¿qué debería hacer el equipo?
  • Decidir ¿qué camino se debe seguir?

Agilidad para el usuario de negocios, con la confianza y la escalabilidad de las TI

Con las soluciones de Qlik, tanto el negocio como las TI son provistas de fuentes de datos y preparación, visualizaciones u análisis, cooperación y generación de informes, todo dentro de una estructura de gobierno de información.

Fuente:

¿Que es business Intelligence?

Conoce Qlik

Lee mas

Jul

06

GERENCIA DE PROYECTOS (PROJECT MANAGEMENT)

 

Gerencia de proyectos es la disciplina de organizar y administrar los recursos, de forma tal que un proyecto dado sea terminado completamente dentro de las restricciones de alcance, tiempo y costo planteados a su inicio. Dada la naturaleza única de un proyecto, en contraste con los procesos u operaciones de una organización, administrar un proyecto requiere de una filosofía distinta, así como de habilidades y competencias específicas. De allí la necesidad de la disciplina Gerencia de Proyectos. La gerencia de proyectos implica ejecutar una serie de actividades, que consumen recursos como tiempo, dinero, gente, materiales, energía, comunicación (entre otros) para lograr unos objetivos pre-definidos.Gerencia de proyectos es la disciplina de organizar y administrar los recursos, de forma tal que un proyecto dado sea terminado completamente dentro de las restricciones de alcance, tiempo y costo planteados a su inicio. Dada la naturaleza única de un proyecto, en contraste con los procesos u operaciones de una organización, administrar un proyecto requiere de una filosofía distinta, así como de habilidades y competencias específicas. De allí la necesidad de la disciplina Gerencia de Proyectos. La gerencia de proyectos implica ejecutar una serie de actividades, que consumen recursos como tiempo, dinero, gente, materiales, energía, comunicación (entre otros) para lograr unos objetivos pre-definidos.

HISTORIA DE LA GERENCIA DE PROYECTOS

En la primera mitad del siglo XX, los proyectos eran administrados con métodos y técnicas informales, basados en los gráficos Gantt – una representación gráfica del tiempo basada en barras, útil para controlar el trabajo y registrar el avance de tareas. En los años 50, se desarrollaron en Estados Unidos dos modelos matemáticos: PERT (Program Evaluation and Review Technique, técnica para evaluar y revisar programas, desarrollado por la Marina) y CPM (Critical Path Method, método de ruta crítica, desarrollado por DuPont y Remington Rand, para manejar proyectos de mantenimiento de plantas). El PERT/CPM es, hasta la fecha, la base metodológica utilizada por los gerentes de proyectos profesionales.

En 1969, se formó el PMI (Project Management Institute, Instituto de Gerencia de Proyectos), bajo la premisa que cualquier proyecto, sin importar su naturaleza, utiliza las mismas bases metodológicas y herramientas. Es esta organización la que dicta los estándares en esa materia.

LA TÉCNICA DE GESTIÓN DEL VALOR GANADO (EVM) COMO HERRAMIENTA DE GESTIÓN DE PROYECTOS

Es un método para medir el desempeño de un proyecto, permite comparar la cantidad de trabajo planificado con la cantidad de trabajo real que se ha realizado. Así se puede determinar si el trabajo va según lo previsto y dentro del presupuesto del proyecto.

EVM cubre las tres líneas base de la Gestión de Proyectos: Alcance, Costo y Tiempo. Unificándolo en un marco común que permite representar matemáticamente las relaciones entre ellas. Pudiendo dar respuesta en cualquier momento del ciclo de vida del mismo, a preguntas del tipo:

  • ¿Estamos adelantados o atrasados con respecto a la planificación prevista?
  • ¿Estamos usando el tiempo de forma eficiente?
  • ¿Vamos a terminar el proyecto en la fecha prevista?
  • ¿Estamos al día con sobrecosto o por debajo del presupuesto?;
  • ¿Estamos usando nuestros recursos de forma eficiente?
  • ¿Cuánto costará el trabajo pendiente por realizar?
  • ¿Cuál será el costo total del proyecto?
  • ¿Cuánto sobrecosto o qué ahorro tendremos al fin del proyecto?

¿Por qué SURGEN ESTAS PREGUNTAS?

  • 70% de los proyectos:o Tienen SOBRECOSTOS o Se ATRASAN
  • 52% de todos los proyectos terminan en 189% por encima del presupuesto inicial.

 

Valor Ganado AFG 2004

Lee mas